El teatro musical crece en Costa Rica

En La Colmena, estudiantes y profesores se preparan para hacer crecer esta escena interdisciplinaria.

“La gente va al teatro a entretenerse, a sentirse feliz, a reírse, a llorar, a sentir emociones”. Para Marysela Zamora, productora general de West Side Story -el primer musical a gran escala producido en Costa Rica-, es a esos intereses que responde el incipiente teatro musical costarricense.

Después del éxito de esa pieza en el 2015, se evidenció que en Costa Rica hay público suficiente para el teatro musical, que combina tres disciplinas:
teatro, danza y canto.

c-53-teatro-musical-1“La novedad que ofrece es la integralidad que pueden tener los artistas y lo interdisciplinario que es”, dijo Zamora.

La producción de WSS también despertó entre actores, bailarines y cantantes, la necesidad de formación interdisciplinaria. Allí nació la idea que sustenta a La Colmena, academia artística de Luciérnaga Producciones, que persigue la ambición de forjar a los próximos artistas integrales de Costa Rica.

Sus estudiantes son preparados de forma interdisciplinaria, de modo que puedan representar una escena, interpretar una canción o ejecutar una coreografía, lo cual expande sus posibilidades laborales.

Bryan Vargas, quien interpretó el personaje de Baby John en WSS considera que una formación integral interdisciplinaria es esencial y necesaria para hacer teatro musical.

“Usted para poder ejecutar bien las cosas, aparte de llevar la historia actuando, debe ser capaz de contarla con danza, ballet, jazz, tap, hip-hop, lo que sea necesario,” aseguró el actor, que imparte clases en La Colmena junto con Silvia Baltodano.

Ambos profesores comparten su diverso conocimiento con la próxima generación de artistas.

La academia recibió una acogida sorpresivamente positiva por parte del público y desde su inauguración el año pasado ha ido creciendo con nuevas aulas, al tiempo que se suman estudiantes y profesores.

A mediados del presente año, Baltodano viajó a Nueva York con algunos de sus estudiantes del Programa Integrado de Teatro Musical, donde tuvieron la oportunidad de recibir clases y asistir a varias obras de Broadway.

“Yo creo que el teatro musical en Costa Rica está creciendo de manera que no esperábamos,” señaló Marysela. “Era una necesidad que estaba ahí pero no estaba creciendo.”

Para la actriz, “el arte es un reflejo de la sociedad y es nuestra responsabilidad como artistas visualizar lo bueno, lo malo y dar esperanza y entretenimiento a la vez.”

Un sueño interdisciplinario

c-53-teatro-musical-2Desde temprana edad, supo que quería dedicarse a la actuación. Impulsada por el apoyo de sus padres que le decían que estudiara lo que la hiciera feliz, Silvia Baltodano se fue a Inglaterra a cumplir su sueño de estudiar teatro musical.

“Admiro muchísimo a los actores ingleses,” confesó. Una de sus actrices favoritas es Imelda Staunton, con quien le gustaría interpretar la canción Don’t ‘Ah Ma’ Me del musical The Rink, originalmente interpretada por las leyendas de Broadway Chita Rivera y Liza Minnelli.

“Lo que me encanta de Imelda es que mide como 1,45, como yo, pero se ve enorme en el escenario con esa presencia y esa voz. Uno no tiene que ser alto para verse alto.”

Su experiencia formándose en la Royal Central School of Speech and Drama en Londres, donde participó en producciones como Cabaret, le permitieron prepararse para ejecutar West Side Story, su musical favorito, en Costa Rica. Sin embargo, fue una labor agotadora.

“No solo era que me saliera bien una canción, era que a todos nos saliera bien porque la producción era nuestra,” afirmó Baltodano.

A pesar del exitoso producto que resultó WSS, la escasez de antecedentes de producciones de este tipo en el país dificultó el proceso y fueron necesarios varios talleres con el elenco para afinar sus habilidades.

Se eligieron los mejores bailarines, cantantes y actores del país, pero muy pocos de ellos habían recibido un entrenamiento integrado de las tres artes.

“La parte de baile de West Side Story fue lo más fuerte porque es una coreografía de Jerome Robbins”, opinó Bryan Vargas. Al igual que Silvia, Bryan recibió su preparación en el extranjero, asistió a The American Musical and Dramatic Academy en Nueva York.

Producir una propuesta de entretenimiento novedosa es complicado cuando se ha educado a un público a consumir entretenimiento de cierta manera.

Según cree Marysela Zamora, es necesaria una educación que nos enseñe a conocer el arte, a consumir cultura e ir al teatro.

El próximo gran musical

Tras el éxito de West Side Story, los productores de Luciérnaga ya han comenzado a planificar su próximo musical, que se materializará en suelo costarricense a principios del próximo año. Se trata de Chicago, de Fred Ebb y Bob Fosse.

Según relatan Zamora y Baltodano, producir un musical toma años. “Entre más ese proceso esté planificado y bien estructurado, más exitoso va a ser,” declaró Marysela.

“Eso es algo que no tenemos los costarricenses en general. Es complicadísimo, porque no está en la cultura nuestra; la gente se sorprende que estés trabajando para un proyecto desde tan temprano.”

El jueves 29 de setiembre se realizó una gala de teatro musical en concierto en el Teatro Eugene O’Neill, donde se incluyeron canciones de musicales como Rent, interpretadas por un talentoso elenco con la presencia de Bryan Vargas y Silvia Baltodano.

Los miembros de La Colmena tienen claro en cuáles obras musicales les gustaría participar. “Me encantaría ver a nivel profesional Los Miserables, El Fantasma de la Ópera, In the Heights, El Rey León y La Bella y la Bestia,” mencionó Baltodano, mientras que Bryan se inclinó por How to Succeed in Business Without Really Trying -un clásico de la época dorada de Broadway- y Despertar de Primavera, un musical de formato más moderno, sobre la transición de niño a adulto y el descubrimiento de la sexualidad.

“Lo que pueden esperar es algo muchísimo más espectacular. Estamos haciendo algo masivo, algo que la gente va a llegar, va a bailar, va a cantar, se va a sentir superidentificada con todo, va a salir cantando las canciones. De principio a fin el musical se te pega en las venas,” adelantó Zamora.

 

La Colmena: Arte en Comunidad

Se encuentra en Zapote, 450 metros oeste de la Casa Presidencial, en Avenida 20, Calle 43. Puede visitar el sitio web http://www.lacolmenacr.com para más información.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/cultura/teatro-musical-crece-costa-rica/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments

Otros Artículos

En la sesión 5996 del 2 de junio de 2016, el Consejo Universitario acordó en firme solicitar a la Contraloría Universitaria

El tema del narco cuenta con una amplísima presencia en los medios. Verdaderos mares de sangre ha desatado, por ejemplo

Todo mito es una historia sagrada y, por lo tanto, verdadera.

En Costa Rica, la expansión piñera ha repuntado. Lo que se sembraba hace 30 años se ha casi triplicado en zonas como San Carlos, Siquirres

Alguien recordará la fábula de zorra hambrienta y sedienta que se consuela por no poder alcanzar unas uvas diciendo campesinamente “De por sí, están verdes”