Rostros de la descomposición y la ausencia

Crónicas de lo intangible es una muestra conformada por 60 pinturas en formato de 50 por 40 centímetros, del artista David Garrigues Herrera.Con rabia,

Crónicas de lo intangible es una muestra conformada por 60 pinturas en formato de 50 por 40 centímetros, del artista David Garrigues Herrera.

Con rabia, observación y sensibilidad, David Garrigues Herrera retrata los rostros invisibles de la ciudad que los ignora y los sepulta en el olvido cotidiano, por lo que él los rescata en 60 pinturas que conforman la exposición “Crónicas de lo intangible”, que estará abierta al público del 2 al 26 de julio en la galería 1887 del Centro Nacional de la Cultura (CENAC).

Garrigues recurre al empleo de diferentes materiales para plasmar esa visión del ausente y del que se pierde en medio del bullicio y de la descomposición, elemento determinante en la exhibición. En esta, por primera vez, mostrará toda una propuesta, a pesar de que ya ha participado en numerosas muestras colectivas, fuera y dentro del país.

“Mi propuesta consiste en una experimentación material constante, basada en la observación cotidiana de mi transcurrir diario por la ciudad. Observo y me trago el rechazo, el despojo humano y la discriminación hacia los otros, en una completa descomposición social. Precisamente, en esta exposición conceptualizo sobre un invisible óptico-mental, al visibilizar lo invisibilizado”, comentó a UNIVERSIDAD el artista, oriundo de Belén y quien se formó en la Universidad Nacional y en la Universidad de Costa Rica, previo paso por el Conservatorio Castella.

 

Para Garrigues, el uso de materiales de desecho es una manera performativa de su arte, en la que palabra y obra se funden como soportes de su mensaje social.

“Utilizo materiales ligados a mi cotidianidad, soportes desechados, que descompongo, rasgo o destruyo a través de ácidos, fuego, aceites, hongos, agua, creando sensaciones, texturas y superficies significantes que se descomponen, redescubriendo diferentes formas de cómo concebir la ciudad”, detalló.

Es esa zona urbana que convoca a miles de transeúntes anónimos diarios, que van y vienen y que asumen un protagonismo que nadie observa, que nadie determina, excepto el artista que está ahí, en la orilla, en el silencio, en el sitio idóneo para percibir y concebir una obra por medio de lo “intangible”, como lo denomina Garrigues.

“En esta exposición utilizo gran cantidad de material desechado o encontrado en la calle para crear un discurso, en el cual el proceso se vuelve igual o más importante que el mismo resultado. Así veo la pintura, como una combinación entre superficie y forma, más que como la construcción de un objeto”, puntualizó.

El autor de la exposición es miembro del Círculo de Artistas Emergentes Costarricenses, una agrupación que busca proyectar a los jóvenes talentos del país. La agrupación les brinda respaldo para que empiecen a consolidar una trayectoria internacional. De esta manera, destacó que en el 2013 han expuesto en la 1° Bienal del Sur de Panamá; en el Festival Romerías de Mayo, Cuba; y en el Salón de los Cristales de Rubén Darío, de Nicaragua.

Durante el presente año, el artista ha intervenido en las exposiciones “Crónicas de arcilla y de pintura”, en la Galería Nacional; en “Apuntes y rayones”, en Olguín, Cuba; en “El papel aguanta todo”, en Panamá; y en “La mosca negra con 2 de azúcar”, en el Centro Cultural José Figueres Ferrer.

Según Ivannia Ulate, curadora de la muestra, el artista refleja su “enfado” y su “reto” por medio de los diferentes rostros que conforman su propuesta.

Para reforzar su visión de lo que pretende contar por medio de las pinturas, Garrigues no solo recurre al empleo de materiales de desecho, sino que también se nutre de otras fuentes como la fotografía, el dibujo y “los microrrelatos de los personajes anónimos”, agregó Ulate.

Los desperdicios sociales y materiales aparecen −menciona Ulate− en “Crónicas de lo intangible”, como elementos “decodificadores del discurso como el narcisismo, la discriminación y la intolerancia”.

“Crónicas de lo intangible” aspira, según su creador, a ser una mirada que se posa en la materia desechada, en el ser humano que no cuenta, que pasa como un fantasma por esa ciudad que se lo traga y lo invisibiliza.

Otros Artículos

El plan para construir una nueva refinería de petróleo quedó en estado de coma y con interrogantes sobre los $50 millones que supuestamente ya

Las protestas en Brasil desde hace dos semanas se han extendido por todo el país, como esta del pasado 20 de junio en Río

En su momento fue muy cuestionada la actitud de los magistrados Ana Virginia Calzada y Luis Paulino Mora, durante una gira al proyecto minero

En nuestra pasada edición de Semanario UNIVERSIDAD publicamos un reportaje titulado: “ICE lleva invertidos $160 millones en sistema defectuoso”, en el que dimos cuenta

Estados financieros confidenciales de Soresco S.A.Los estados financieros confidenciales de la Sociedad Reconstructora Chino Costarricense S.A. (Soresco S.A.) revelan que  pagó generosos beneficios a

Crónicas de lo intangible es una muestra conformada por 60 pinturas en formato de 50 por 40 centímetros, del artista David Garrigues Herrera.Con rabia,

“En la guerra, ante la muerte, descalzos todos desnudos todos, se igualaron los negros y los blancos; se abrazaron y no se han vuelto

Como resultado de una amplia conversación del señor Jaime Palermo, gerente de Clientes; Javier León, director de la División de Tecnologías de la Comunicación;