Tertulias en El Farolito 2016

Promesas de derechos humanos contrastan con la realidad

Las Tertulias en El Farolito del Centro Cultural de España cuestionan la efectiva aplicación de los derechos humanos de las poblaciones vulnerabilizadas en nuestro país.

El estado de la situación de los derechos humanos de poblaciones históricamente vulnerabilizadas como los migrantes, las mujeres, los privados de libertad y las personas sexualmente diversas es examinado por especialistas y activistas en las Tertulias en El Farolito del Centro Cultural de España, todos los martes de octubre.

Los expositores convocados pondrán en común con el público asistente los desfases, en ocasiones dramáticos, entre las promesas de aplicación de los derechos humanos y su efectiva satisfacción.

De acuerdo con Agustín Gutiérrez, quien junto a la especialista en género Gaby Arguedas, coordina las tertulias de este año, el objetivo principal es someter a discusión cuatro grandes focos de tensión producidos por la insatisfacción estructural de los derechos humanos.

Guitérrez explicó que el catálogo de derechos humanos construido internacionalmente se incorpora en las constituciones de cada país y la ley nacional queda sometida a estos. “En términos prácticos esto supone que el poder político en sus variantes ejecutiva y legislativa queda sujeto a la Constitución y al Derecho Internacional de los Derechos Humanos”.

Sin embargo, Gutiérrez considera lamentable que el surgimiento de estas expectativas creadas por los cambios institucionales y normativos no ha sido acompañado por su aplicación en grupos vulnerabilizados.

LGTB

En la primera tertulia, del martes 27 de setiembre pasado, titulada “Derechos Humanos y diversidad sexual en Costa Rica”, la activista de derechos humanos, Margarita Salas, señaló algunos de los pendientes con las personas LGTB.

“Me refiero a las personas que son más vulnerables por diferentes condiciones como la pobreza, por ser adultos mayores, por su etnicidad o discapacidad; ¿qué retos y pendientes enfrentan en materia de orientación sexual e identidad de género?”

Para Salas, la respuesta está relacionada con dejar de pensar en que el tema hace referencia solamente a las personas jóvenes urbanas, sin analizar, por ejemplo, la situación de lesbianas trabajando en una maquila en la zona norte.

La activista de Acceder cuestionó sobre la forma en que operan los mecanismos de denuncia y de garantía de derechos, ya que muchas veces “las intervenciones están centradas en garantizarle los derechos a quienes de por sí ya tienen acceso a estos y mejores oportunidades”, señaló.

Desde esta perspectiva, Salas examina el triunfalismo que plantea que todo está resuelto. “A mí me parece reconocer que han habido avances pero es importante recordarle al gobierno y al movimiento social que estamos a kilómetros de que Costa Rica sea un país en el que todos tienen acceso a los derechos todos los días”.

Migración y feminismos

En la segunda tertulia “DDHH y migraciones en Centroamérica”, que se realizará el martes 4 de octubre, Ricardo Salas, catedrático de la Universidad de Costa Rica, hablará sobre cómo las personas migrantes son percibidas como una amenaza para los identitarios (identificaciones) nacionales.

“El migrante se percibe como un otro amenazante, un ser exógeno o parásito invasor con el que hay que disputar espacios y recursos (salud, vivienda, educación, entre otros), y en caso de que no haya que hacerlo no se ve tan amenazante, pero algunos sectores juegan con el miedo que surge de esa tensión”, manifestó el especialista.

Salas señaló las condiciones de trata de personas y explotación laboral que sufren los trabajadores agropecuarios de cosechas cíclicas. “Los mandan a traer como si fueran ganado, viven en un cuchitril, no los protegen con el seguro social y el día del pago lo resuelven llamando a inspección de trabajo”.

No obstante, Salas enfatiza en que la crítica de los forjadores de opinión se dirige contra los trabajadores y no contra los patronos que incumplen con sus derechos.

En relación con la tertulia “Derechos humanos, feminismos y mujeres” que se realizará el martes 11 de octubre, la jueza y docente Rosaura Chinchilla expresó que la idea es hacer precisiones conceptuales sobre los derechos humanos basados en las mujeres como un colectivo genérico.

“No es lo mismo la mujer indígena o migrante, sí desde su dignidad, pero desde sus situaciones o contextos específicos, no se debe generalizar”, comentó.

Según Chinchilla, la discriminación estructural se manifiesta en la normativa costarricense, a pesar del discurso que pretende neutralizarla. “Han habido avances en particular pero cuando unimos la temática de la discriminación y la vulnerabilización de mujeres indígenas y migrantes no hay una respuesta oportuna”.

Chinchilla señaló el caso de las normas de protección contra la violencia hacia las mujeres, cuya ley de penalización se aplica solo en situaciones de agresión contra aquellas mayores de 15 años, “cuando la realidad es que en las zonas rurales muchas menores de 15 años viven en parejas, de esta forma quedan desprotegidas de ser tuteladas y son discriminadas”.

Población penitenciaria

En la tertulia del martes 18 de octubre “Derechos humanos y población penitenciaria”, el juez Roy Murillo disertará acerca del hacinamiento como un problema de estado sin resolver, indicador que lo lleva al cuestionamiento del modelo punitivo actual y la necesidad de reformas que aseguren un abanico más amplio de sanciones.

“Se ha generado una ampliación de las medidas cautelares aplicada como regla cuando estas o la prisión preventiva tienen que ser excepcionalísimas en un estado de derecho”, consideró.

Murillo suma la necesidad de hacer reformas para la contracción del sistema. “No puede ser que los costarricenses gastemos ₵ 7 millones llevando a juicio a una persona porque se robó una caja de leche, cuando nos tenemos que fijar en que porqué se la robó”.

De acuerdo con el juez, la violación de los derechos de las personas encarceladas es inadmisible: “no se puede tolerar constitucional ni convencionalmente, y si el Estado ha apostado al encierro como la solución pues tiene que invertir en infraestructura carcelaria, en personal penitenciario y policial, porque no es solo encerrar a la gente, el Estado está obligado a asegurar condiciones mínimas, un espacio mínimo, higiene, salud, alimentación, a todas las personas que custodie a través del ejercicio del poder del castigo”.

Un octubre de tertulias

Programa:
Martes 4 de octubre: “DDHH y migraciones en Centroamérica”. Moderador: Álvaro Murillo, periodista y docente UCR. Expositores: Roland De Wilde de la Organización Internacional de las Migraciones; Katia Rodríguez, ex Directora de Migración; Ricardo Salas, catedrático de la Facultad de Derecho, UCR.

Martes 11 de octubre: “DDHH, feminismos y mujeres”. Moderadora: Adriana Sánchez. Expositores: Montserrat Sagot, directora de la Maestría en Estudios de la Mujer, UCR; Rosaura Chinchilla, jueza de Apelación Penal, docente UCR; Emma Gamboa, lesbiana, feminista, activista.

Martes 18 de octubre: “DDHH y población penitenciaria”. Moderador: Agustín Gutiérrez
Expositores: José Manuel Arroyo G, magistrado de la Sala Tercera, vicepresidente de la Corte Suprema; Cecilia Sánchez R, ministra de Justicia; Roy Murillo, juez de Ejecución de la Pena; Álvaro Ramos, experto en temas de seguridad nacional e internacional.

Martes 25 de octubre: Tertulia general. Moderador: Agustín Gutiérrez. Expositores: Sergio Pacheco, Álvaro Murillo y Adriana Sánchez.



Para contrastar

Qué: Tertulias en El Farolito.

Cuándo: cada martes hasta el 25 de octubre.
Hora: 7 p.m.
Dónde: Centro Cultural de España, Barrio Escalante.
Coordinan: Agustín Gutiérrez y Gaby Arguedas.
Entrada gratuita.
Más información: www.ccecr.org; tel.: 2257-2919

 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/cultura/promesas-derechos-humanos-contrastan-la-realidad/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments