Orquesta Sinfónica de Heredia grabó Solosh y aspira a un Grammy

La Orquesta Sinfónica de Heredia recibió su segunda nominación a los Latin Grammy en la categoría de Mejor Álbum de Música Clásica por el disco Solosh, una producción exigente que coloca al país en las grandes ligas internacionales.

Por segunda vez la Orquesta Sinfónica de Heredia (OSH) recibe una nominación a los Latin Grammy, ese año en la categoría de Mejor Álbum de Música Clásica, por su más reciente producción discográfica intitulada Solosh.

En el 2018, OSH formó parte de la nominación a Mejor Obra Clásica Contemporánea para el compositor y director de la agrupación, Eddie Mora, con la producción Ofrenda.


Lea también

Echarse al “agua” y aprender a grabar música clásica


Los premios serán anunciados el jueves 14 de noviembre en Las Vegas, Estados Unidos, en una ceremonia en el MGM Grand Arena.

Bajo la dirección titular de Mora, el álbum Solosh contiene obras de los compositores costarricenses Alejandro Cardona, Marvin Camacho y el mismo Mora, así como del australiano Houston Dunleavy.

Participan como solistas Rubén Simeó (trompeta, España), Jesús Mozo Colmenero (acordeón, España), Ensamble de Percusión Costa Rica | UNED (Bismark Fernández, Alejandro Molina, Ricardo Alvarado, William Ramos, Ricardo Hernández y Marco Ortiz) y Brett Deubner, Concert Violist (viola, Estados Unidos).

La grabación estuvo a cargo de Carlos Pipo Chaves (de la empresa Musitica) y fue masterizada por Jorge Castro.

Esta es la cuarta nominación a los premios Latin Grammy que recibe Mora, quien resultó ganador en el 2017 en la categoría Mejor Álbum de Música Clásica, en su función de director residente de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN).

También fue preseleccionado a los Grammy en el 2014, 2017 y 2018 como compositor y director.

Mora asegura que no fue planificada esa presencia consecutiva en una de las plataformas internacionales más prestigiosas de la industria musical; sin embargo, es evidente que es uno de los motores que ha visibilizado al país en el ámbito de la música orquestal.

“He sido ese ente que está en medio, porque me ha tocado liderar las grabaciones desde la dirección musical con obra costarricense y contemporánea”, reconoció.

Abanderado de la música de conciertos de música costarricense, latinoamericana y contemporánea, Mora ha dirigido proyectos con ambas orquestas (Nacional y de Heredia), con el fin de consolidar el género tanto para los compositores y los músicos intérpretes como para las audiencias.

No niega que todos sus esfuerzos están dirigidos hacia ese objetivo; no obstante, da el merecido crédito a la conjunción de las piezas que componen el área, que se han alineado y forman una sola fuerza.

“Para mí suerte he tenido el apoyo y la confianza de las personas e instituciones con quienes realizo proyectos”, entre los que destaca la Banda de Conciertos de San José, con la que produjo un disco en el 2017 dedicado a la música de compositores latinoamericanos, y la Banda de Conciertos de Cartago y el Ensamble Contemporáneo Universitario, que incorporó un programa completo con música del siglo XX.

Para Mora, buscar el repertorio adecuado para los ensambles que promueva la identidad nacional y que a la vez, sea un producto cultural de exportación, tiene sus dificultades; por eso ha apostado al músico costarricense. Para él es la principal fortaleza del país, en quien el Estado ha invertido por muchas décadas.

“Si comparamos lo que sucedía en la Costa Rica de los años noventa del siglo pasado, en el cambio de siglo y lo que sucede ahora en relación a la cantidad de obras ya incorporadas en los planes de estudio, en los repertorios de las orquestas, de los grupos, siento que hemos ido ganando terreno”, se congratuló.

Parteaguas

Mora destacó que la OSH ha sido un punto de quiebre en la conformación de un paradigma alternativo de la música de concierto.

Desde que Mora asumió la dirección artística de la agrupación en el 2003, estratégicamente ha ido transformando el repertorio y aun cuando siguen apegados a ciertos elementos de la tradición orquestal, la OSN vive un periodo de transición.

De acuerdo con Mora, la OSH abrió con fuerza ese portillo y muchos otros grupos con músicos talentosos y propositivos perciben que es el momento para reforzar y fortalecer el movimiento.

Incluso, actualmente la agrupación se replantea el tema de la música latinoamericana y se propone interpretar música de otros lugares que enriquezcan la cultura nacional, ya que Costa Rica se caracteriza “por no tener mucho reparo en recoger otras influencias y hay muchísima música que se está escribiendo y forma parte del caleidoscopio que conforma esto”.

A la vez, Mora mencionó que la formación de los músicos se ha consolidado, elemento que alimenta a la OSH y que la hace tener un perfil definido y “filoso”.

“Podés tener la mejor obra escrita del mundo pero si no tenés quién la toque es letra muerta, está encajonada, engavetada y en el caso de la música, literalmente ocurre”.

En el ámbito de la interpretación de la obra, el nivel profesional alcanzado por los músicos en Costa Rica permite al compositor apostar por lenguajes más propositivos, experimentar y arriesgarse.

En esto la parte formativa es clave, ya que con una edad promedio de 30 años, los músicos han estado expuestos sistemáticamente durante una década a música contemporánea y escrita a veces de manera tradicional y a veces no.

“Tenemos un grupo de gente joven que ha estado expuesta a todas esas músicas y está preparada para enfrentar obras de diferentes dificultad y estilos; ellos muy pronto serán los que estarán al frente tomando las riendas de la cultura del país”, señaló Mora.

Grammy

Según afirmó Mora, los Latin Grammy simbolizan cosas distintas para los músicos: para algunos es un medio hacia al estrellato, para otros es el objetivo obsesivo de sus vidas. “En lo personal creo que este tipo de plataformas le sirven al proyecto para hacer difusión de lo que nosotros hacemos y conectarnos un poco más con el mundo”.

Mora se lamentó que Costa Rica esté “desconectada” y viva en la periferia de los centros más influyentes de la música (como México y Brasil), lo cual provoca que productos artísticos nacionales no se enriquezcan ni mejoren, ni puedan competir en escenarios internacionales. “No nos conocen y no saben lo que estamos haciendo”.

“Este tipo de certámenes es uno más, muy importante, porque da mucha visibilidad; en el caso de la Orquesta nuestro principal objetivo es tener la posibilidad de dar a conocer lo que hacemos, y de trabajar con estándares diferentes”.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/cultura/orquesta-sinfonica-de-heredia-grabo-solosh-y-aspira-a-un-grammy/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments