Los raídos límites de la riqueza obscena

Rubén Pagura regresa a las tablas en Costa Rica con una pieza que se mete en la psicología de los acaparadores de recursos.

Tristemente, se repite en el siglo XXI lo que ocurrió en el XVIII: oportunistas, estafadores y buchones concentran la riqueza en detrimento de la calidad de vida de todos los demás.

Así lo muestra el actor y dramaturgo Rubén Pagura en Farandulá Faranduló, obra teatral de su autoría que estrenará en el Teatro 1887, este jueves 27 de febrero. El personaje principal es de hecho una figura histórica que debería ser bastante más conocida: el aventurero y estafador escocés del siglo XVIII John Law.

Todo empezó cuando Pagura cruzó su camino con un informe de 2018 de la ONG Oxfam, que entre otros “datos impactantes” apuntó que en ese momento, ocho súper millonarios —entre quienes figuran los cacareados Bill Gates, Mark Zuckerberg o Warren Buffet—, tenían más riqueza que la mitad más pobre de la población del mundo.

“Eso me impactó mucho, ocho personas contra 3.500 o 3.700 millones de personas, entonces a partir de ahí me puse a investigar distintos aspectos del tema de la distribución de la riqueza y de pronto me dije que sería interesante indagar sobre la psicología de los acaparadores de riqueza”, relató.

Así, en un texto del economista Kenneth Galbraith dio con la historia de John Law, la cual “me pareció muy teatral, muy interesante para explicar en una forma entretenida el fenómeno de esta acumulación de riqueza ligada a la estafa”.

Esta pieza ofrece la oportunidad al público de reencontrarse con Pagura, quien recordó que su última obra presentada en Costa Rica fue Romeo y Julieta, hace unos seis años.

Sin ley ni justicia

Law nació en 1671, en sus mejores momentos fue un matemático y economista y en los peores, un apostador empedernido que terminó por hipotecar la propiedad de su familia en Edimburgo. De acuerdo con un artículo de la BBC de 2017, en 1697 debió huir de Londres, pues mató en un duelo al esposo de su amante, quien además tenía título nobiliario.

También fue expulsado de Venecia y Génova por su afinidad a ir dejando deudas por doquier, hasta que llegó a una Francia que había heredado de Luis XV una catástrofe fiscal. Además, el heredero al trono era aún niño por lo que la responsabilidad del gobierno recayó sobre Felipe II, duque de Orleans quien asumió el cargo de “regente” y, para desgracia del pueblo francés, entabló amistad con Law.

Pagura detalló que Law inventó una forma de papel moneda y convenció al regente de fundar un banco. Los tejemanejes y aparente generación milagrosa de riqueza generó en el país “toda una histeria”, de la que Law se aprovechó para fundar una compañía fantasma, “pero que tenía un montón de acciones que se vendieron y con las que este tipo hizo a la vez una enorme estafa”.

Apuntó que “dentro de esa historia había de todo, desde obispos hasta gente muy sencilla” que se vio embaucada; Pagura aprovechó ese dato para desarrollar los otros personajes de la pieza.

“El teatro —explicó— tiene como esencia el conflicto, si no hay conflicto no hay teatro, entonces me puse a pensar quién podría ser el antagonista o coprotagonista del espectáculo que tuviera el conflicto con este personaje y se me ocurrió uno de la Francia de esa época del siglo XVIII, Pierre, un pastelero de París”.

De acuerdo con la información difundida a la prensa desde la Compañía Nacional de Teatro (CNT), coproductora del espectáculo, además del pastelero Pierre, Law y el Regente, también aparecen los personajes de Madelaine, esposa de Pierre; Gastón, un joyero; el Obispo y Basilio, un mendigo africano.

Delincuentes de cuello blanco

Pagura apuntó que toda esa historia “me conectó con lo que estaba ocurriendo en ese momento en Argentina”, en el contexto del gobierno recién concluido del derechista Mauricio Macri, “conformado por un montón de delincuentes de cuello blanco, que es lo que en realidad fueron”.

Por ello se inspiró para ahondar en el caso de John Law y a partir de ahí desarrollar la historia para hacer la obra de teatro.

Recordó con más detalle el préstamo multimillonario que concedió el Fondo Monetario Internacional (FMI) al estado argentino. El empréstito ascendió a $57 mil millones y representó “el mayor de la historia” del Fondo.

“Christine Lagarde concretamente —en ese momento era la presidenta del FMI— sabía el destino de ese dinero, sabían que ese dinero se iba a jugar y sin embargo dieron el préstamo”, aseguró.

Pagura además notó una coincidencia entre la historia de Law en Francia, la experiencia argentina y el hecho de que el actual presidente estadounidense haya eliminado regulaciones establecidas por su antecesor para poner límites a la especulación financiera tras la debacle de finales de la década pasada: “Los poderes están no solo acuerpando, sino propiciando este tipo de manejos sucios de la economía”.


Solo ocho funciones

Farandulá Faranduló se presenta en el Teatro 1887, en el Centro Nacional de Cultura (Cenac), del 27 de febrero al 08 de marzo, de jueves a domingo a las 8 p.m. Las entradas tienen un precio de ¢7.500 la general y ¢4.000 para estudiantes y ciudadanos de oro con carné. Se pueden conseguir a través de la boletería electrónica en el sitio boleteria.teatromelico.go.cr.


 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.₡12.000 / añoPROMOCIÓN POR TIEMPO LIMITADO

0 comments