La guerra y la poesía disparan ilustraciones

Estefanía Hidalgo creó una monotipia para la exposición Los animales que imaginamos, basada en poemas de Luis Chaves. (Foto: cortesía de Verónica Navarro)Imágenes sobre

Estefanía Hidalgo creó una monotipia para la exposición Los animales que imaginamos, basada en poemas de Luis Chaves. (Foto: cortesía de Verónica Navarro)

Imágenes sobre las atrocidades de la guerra y sobre la decepción provocada por ciertos desenlaces de situaciones personales integran las dos exposiciones que presenta la Alianza Francesa en el marco del Festival “Leer es una Fiesta”, cuya edición de este año se titula “La gran batalla literaria”.

Se trata de las muestras Desde las trincheras 1914-1918, basada en las historietas del francés Jacques Tardi (nacido en 1946), y Los animales que imaginamos, a partir del poemario homónimo del escritor costarricense Luis Chaves (1969).

Desde las trinchera 1914-1918 está compuesta por 13 afiches que reproducen secuencias de las novelas gráficas La guerra de las trincheras y Puta guerra, de Tardi, publicadas por la editorial Norma en 1993 y en el 2010, respectivamente. La selección la realizó Silvia Díaz, de la Alianza Francesa.

Escenas dibujadas con precisión y realismo sobrecogedor de distintos escenarios vividos por soldados franceses durante la denominada Gran Guerra dan una sensible y, a la vez, aterradora idea acerca de la movilización, el sufrimiento, la muerte y el absurdo de un conflicto bélico que cobró la vida de 10 millones de personas.

Tan rigurosas e históricamente documentadas son las viñetas que estas obras son consideradas una referencia obligatoria para comprender la I Guerra Mundial. “Incluso son libros que deben ser leídos por los colegiales en Francia”, resaltó Díaz.

Durante 40 años, Tardi ha escarbado con obsesión y un profundo sentido antibelicista, incluso en los detalles aparentemente más insignificantes del contexto bélico que lo llevó a crear estos ‘cómics’ testimoniales. Díaz puso como ejemplo el que dibujara el pantalón rojo del uniforme de ejército francés, comparándolo con el alemán, que efectivamente camuflaba a los soldados.

Díaz también se refirió a la ilustración de tres soldados distintos “teniendo sus pensamientos nocturnos, delirantes, desoladores, con miedo a la muerte, recordando a otros compañeros que murieron horas antes”.

Para Tardi, la guerra es fuente vital para la creación de sus historietas, cuyo abordaje es crítico y doloroso, una herida que no ha sanado para muchos, y tal vez ni para el mismo artista pues −según ha declarado− produjo estas novelas gráficas pensando en su abuelo que luchó en la I Guerra Mundial y en su padre que fue combatiente en la II Guerra Mundial.

A raíz de la experiencia vivida por su progenitor, que estuvo cautivo en un campo de concentración nazi, Tardi publicó recientemente el primer volumen Yo, René Tardi, prisionero de guerra en Stalag IIB. “Es la misma guerra que ha continuado”, ha dicho el artista.

GRABAR ANIMALES IMAGINADOS

Mientras tanto, Luis Chaves escribió Los animales que imaginamos, publicado por Ediciones Perro Azul (1997), Conaculta (México, 1998) y Ediciones Espiral (2013). El poemario lo hizo merecedor del premio hispanoamericano Sor Juana Inés de la Cruz.

Casi dos décadas después, esta obra fue referencia creativa para 9 alumnos de la carrera de Diseño Gráfico que cursaron el Taller optativo de Técnicas Mixtas, de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica, en su sede en Alajuela.

La artista plástica y profesora del curso, Verónica Navarro, compartió con sus estudiantes varios poemas de Chaves, los cuales fueron punto de partida para trabajar la monotipia (arte visual que gravita entre la ilustración y el grabado), mediante la cual se produce un ejemplar (pintura) único. “La técnica es muy poética, tiene una belleza y delicadeza en sí”, detalló Navarro.

El objetivo fue propiciar el desarrollo de un proceso creador, partiendo del análisis y la introspección para representar plásticamente un verso o una estrofa de los poemas, sobre un papel de 70 x 50 centímetros.

A Estefanía Hidalgo, de 24 años y vecina de San Ramón, le correspondió “Lugares que no mienten”. Respecto de su proceso, expresó que al principio no comprendía bien el poema, pero que fue sustrayendo las ideas claves, las palabras, lo que entendía de la historia, para empezar a crear su propia interpretación.

La artista se basó, entonces, en la tristeza de un hombre solo, “en cómo una persona se cierra, se hunde en su pasado, en sus recuerdos, para luego enfatizar esos sentimientos decadentes en las diferentes propuestas que concebí”, puntualizó.

De acuerdo con Hidalgo, el curso fue de gran ayuda, pues la hizo moverse de su zona de confort, caracterizada por realizar trabajos bidimensionales, como las ilustraciones con plumilla y grafito. “Con este proyecto tuve que experimentar con diferentes técnicas, como el collage, el grabado, la colografía y la pintura, todo nos permitió como estudiantes explorar una parte más tridimensional del dibujo”, recordó.

Luego de hacer 7 versiones, en la interpretación final del poema, la variedad de texturas las logró experimentando con hilo arrollado a un rodillo, entintado en un papel que luego intervino con plumilla, lápiz de color y acrílico.

Chaves se mostró sorprendido cuando Verónica Navarro le contó que estaba trabajando los textos con sus alumnos del curso. “Fui muy cercano a ella y otras personas durante la época en la que se fue escribiendo el libro. Ha pasado mucha agua debajo del puente, pero le tengo mucho cariño a esos años, a los amigos y lugares que rodean el poemario”, agregó.

El tiempo pasa, efectivamente, pero las palabras permanecen y resuenan en quienes leen y experimentan las imágenes y los sentimientos grabados en la poesía.


Enfiestarse con la lectura

Qué: Festival “Leer es una fiesta-La gran batalla literaria”.

Exposiciones: Desde las trincheras 1914-1918 y Los animales que imaginamos.

Dónde: Alianza Francesa (San José y La Sabana).

Cuándo: Hasta el 16 de octubre.

Información de contacto: Tel. 2257-1944, info@afsj.net, www.afsj.net


Otros Artículos

Por “diálogo político” entendemos al debate producido entre distintos grupos políticos respecto a una problemática determinada, a través del cual puedan concurrir concomitantemente a

El tacaco es la única planta alimenticia que sólo existe en Costa Rica, es decir, que no crece ni es consumida en ningún otro

La confrontación entre el colectivo y el individuo, la necesidad de pertenencia social, los estereotipos y la exclusión son los temas en torno a

Ambientalistas en la rotonda de La Hispanidad, durante la lucha contra la concesión a Infinito Gold de la mina de Crucitas. (Foto: Ni Una

Chistes malos aparte, la ONU no puede mejorar, ya que está muerta. Hasta el momento nadie promueve un sobrenatural Cielo para instituciones. De modo

Desde un análisis histórico se puede observar cómo a la mujer se le ha invisibilizado, subordinado y castigado a una posición de inferioridad, en

La intervención en Judesur sacó a la luz nuevos cuestionamientos sobre el uso de recursos públicos en esa entidad. (Foto: Fabián Hernández)Los directivos de