Cultura

Jóvenes afrodescendientes de 14 países disputarán final de concurso de oratoria

Certamen internacional organizado por la Fundación Arte y Cultura para el Desarrollo en alianza con la Universidad Estatal a Distancia concluye este domingo.

“La historia de las poblaciones afrodescendientes alrededor de América contiene más que contar solamente amargura y desconsuelo, nuestras memorias son rebosantes de superación y orgullo. Yo no quiero que se me imponga un rostro amargo de sufrimiento, eso no me define”.

Esas palabras fueron parte de la presentación de Ashley Webster, ganadora por Costa Rica de la V Edición del Concurso Internacional Flores de la Diáspora Africana. Este domingo 20, Ashley se enfrentará a otras 13 personas de igual número de países en la gran final.

El certamen es organizado por la Fundación Arte y Cultura para el Desarrollo (Fuacde) en alianza con la Universidad Estatal a Distancia (UNED) -en particular con el Programa de Videocomunicación- y convocó a participar a personas jóvenes entre los 13 y 20 años de edad. La final internacional será transmitida a partir de las 11 a.m. en tiempo real a través de las páginas de Facebook del Festival y de Videoconferencias UNED, así como en el canal de Youtube de Videocomunicación UNED.

Las cuatro ediciones anteriores del concurso se realizaron siempre bajo la sombrilla del Festival Flores de la Diáspora Africana, que durante dos décadas ha gestado, organizado, impulsado y consolidado Carol Britton, directora de Fuacde.

Contexto de adversidades

“Este año -comentó Britton- la pandemia ha afectado diversos sectores, específicamente al sector educativo con el que trabajamos oratoria”, por ello “pensamos que sería siempre un buen proyecto para llevar a acabo, para que las personas jóvenes continúen trabajando sobre el conocimiento de la diáspora africana”.

La gestora cultural apuntó que ante el asesinato del ciudadano afrodescendiente George Floyd a manos de un policía blanco en la ciudad de Mineápolis, Minesota, que tuvo “una fuerza mediática enorme, consideramos que era imprescindible continuar trabajando con la juventud, para formarlos y combatir ese tipo de eventos violentos en contra de cualquier ser humano”.

Dijo que otro elemento que se sumó fue el embate en Centroamérica de los huracanas Eta e Iota, encima todo ello de la pandemia de COVID-19. Dijo que fueron hechos que pudieron haber llevado a no organizar el concurso, pero “dicho por los propios jóvenes, estar en el concurso de oratoria los sacó de la rutina y malestar y les dio luz como forma positiva de continuar sus vidas”.

Así, Britton detalló que el concurso siempre se desarrolla alrededor de un tema principal, en este caso las adversidades que históricamente los pueblos afrodescendientes han vivido y “establecer un paralelismo entre resiliencia que han tenido a lo largo la historia, y contraponerlo con la realidad actual de la COVID-19 “en mensaje positivo”.

Detalló además que se presentaron 131 inscripciones para participar en Costa Rica, a partir de las cuales se hizo un proceso de preselección, donde se escogieron 52 personas. A partir de allí se hizo otra selección que arrojó a 12 finalistas, entre las que triunfó Ashley Webster.

Precisamente al haber tenido que recurrir a la virtualidad para realizar el concurso, se dio la posibilidad de hacerlo internacional y se logró la participación de concursantes de México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Panamá, Colombia, Ecuador, Argentina, Uruguay, Chile, República Dominicana Cuba y España. También figuró Peru en la lista, perola situación política del país lo impidió.

Britton subrayó entonces el aporte del personal de la UNED en la solución de los retos técnicos y estéticos de la producción. “Cuando hablamos de utilizar plataformas virtuales se veía un poco feo -detalló-, con las videoconferencias yo quería un formato televisivo y la productora (Rebeca Arguedas) llevó a la ejecución esa idea de cómo utilizar plataformas virtuales en formato televisivo”.

Carol Britton Directora del Concurso, Heidy Arias Ovares, quien maneja las redes sociales del evento y Rebeca Arguedas, producta audivisual de la UNED. (Foto: Garrett Britton )

Destacó como “fundamental” la participación de personas procedentes de países que normalmente no son conocidos por tener una población afrodescendiente amplia, como México o los países del cono Sur. “La historia que nos han contado ha estado totalmente sesgada e invisibiliza a las poblaciones”, acotó al respecto.

Por ello destaco que que el concurso de oratoria realizado entre personas jóvenes es “una oportunidad enorme de colocar la historia en su debida tesitura”.

Ir al contenido