Cultura

Festival Nacional de las Artes busca rescatar su magia

Artistas, autoridades y la gente del cantón de Barva empujan una atípica edición del FNA, forzado a la virtualidad.

Por supuesto que el pueblo obstinado de confinamientos y distanciamientos lo necesita, aún cuando sea virtual. Por supuesto, que es tanto o más necesario para las 500 personas dedicadas a diversas formas de arte que participan de las actividades y por supuesto que el cantón de Barva prometía ser una sede maravillosa para la edición 2020 del Festival Nacional de las Artes (FNA).

Como lo recordó el escultor y gestor cultural Álvaro Artavia, se trata del cantón que más obras escultóricas públicas tiene, con 45. “Ningún otro cantón lo ha logrado. Eso habla muy bien de la afinidad de la gente de Barva con el arte y la escultura”.

Pero no solo resalta la escultura en esa tierra particular. Otro ejemplo de la afinidad de este pueblo por el arte proviene de la Escuela de Música de Barva y su Banda Sinfónica, que llevan más de tres décadas de trabajo. Mario Salazar, presidente de la Asociación Cultural Banda Sinfónica de Barva y coordinador administrativo de la Escuela, se llenó de orgullo al mencionar que en la actualidad cuentan con unos 150 alumnos.

“Ser un cantón con historia de alto índice de educación tiende a estimular otras actividades y cualidades”, Jorge Acuña.

Fue, finalmente, el pasado viernes 6 de noviembre que el FNA arrancó, luego de que el coronavirus obligara la suspensión de la fecha original, el 17 de abril.

Más allá de los actos protocolarios, consultado por UNIVERSIDAD, el alcalde Jorge Acuña también celebró la tradición cultural de Barva, que según dijo viene de la mano de la educación, pues destacó que tanto la Escuela Pedro Murillo como el mismo cantón ya cumplieron 200 años. De hecho este FNA coincide con la efeméride barveña.

“Ser un cantón con historia de alto índice de educación tiende a estimular otras actividades y cualidades”, acotó Acuña.

Sin embargo, el funcionario reconoció que “hubiéramos deseado otras condiciones para poder recibir de forma más acogedora y atenta, pero la virtualidad es ahora parte de toda actividad cultural y artística, y estamos muy contentos”.

Con sinceridad, reconoció que la población “se ha desmotivado un poco, la gente es muy pelotera, le gusta ver, sentir, escuchar en vivo”, pero informó que las actividades han tenido buen movimiento en las redes sociales de la Municipalidad y del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ). “Como municipio hemos tratado de potenciar mucho a través de redes sociales, el MCJ ha planificado muy bien todo el trabajo y estoy seguro de que la gente lo va a disfrutar”.

El FNA es organizado por el MCJ a  través del Centro de Producción Artística y Cultural (CPAC). Su directora Ada Acuña, destacó que esta edición ofrece a la población nacional “una visión integral de las artes” y subrayó que como norma general el FNA siempre busca promover espacios de “aprovechamiento y crecimiento cultural” en las comunidades del país.

Quijotada

Como es usual, la programación del FNA incluye literatura, teatro, danza, artes visuales, escultura y demás como vitrina del trabajo de 500 artistas, bajo el lema “abrí tu ventana virtual al arte”.

En el apartado de actividades infantiles se desarrolla teatro de títeres e incluso se muestran algunas películas destinadas a esa población, como Las Aventuras de Tío Conejo, presentada por Casa Garabato.

Ya en el horario nocturno, participan del FNA grupos como Gandhi, Editus, Master Key o Vía Libre. En cuanto al teatro, la oferta es variada, incluye presentaciones de obras como De qué trata la trata, a cargo de Flor Urbina, o Silencio de Trenes, presentada por Kyle Boza.

Llama particularmente la atención la presentación de la pieza Dulcinea del Toboso ¿Herstoria?, bajo la dirección de Mabel Marín.

Dulcinea, se recordará, es objeto de la obsesión pasional de don Quijote de la Mancha y esta obra versiona la imperdible novela de Miguel de Cervantes, “pero desde una perspectiva diferente, de un personaje secundario y también femenina”, señaló la directora.

Marcia Saborío interpreta a Dulcinea y el elenco además es completado por Tatiana Zamora, Max Jiménez, Gabriel Alfaro, intérpretes que Marín calificó como “muy naturales y muy orgánicos en escena; esperamos que generen mucha empatía entre el público”.

Se trata de una producción del Teatro Nacional cuyo guión estuvo a cargo de Catalina Murillo. Lo que busca es “traer un Quijote contextualizado en Costa Rica, en la época actual y con mirada femenina, porque es un personaje femenino el que narra toda la historia, imagina cómo sería el Quijote hoy en día”.

Para mostrarse de manera virtual, se produjo un montaje en video con tres cámaras, con el fin de lograr acercamientos y “una dinámica visual más interesante, para que una obra hecha para teatro pueda ser vista en la pantalla, y sea igualmente entretenida, se vea la riqueza visual y tenga buen ritmo”.

Dulcinea del Toboso ¿Herstoria? se presentará este viernes 13 a las 5:15 p.m.

Furor en madera

La maldita pandemia arrebató mucho de lo que se podía ofrecer en el FNA. La Banda Sinfónica de Barva, por ejemplo, tuvo que replantear sensiblemente el concierto que se disponía a ofrecer. Redujo de 40 a 20 músicos participantes su presentación y ofrecerá cuatro temas, eso sí, muy representativos de la composición popular costarricense del último siglo.

Se trata de Noche Inolvidable, de Ricardo Mora; Recordando mi Puerto, de Orlando Zeledón; La Guaria Morada, de Carlos López Castro y Roberto Gutiérrez Vargas, y el Mambo del Arroz con Leche, de Víctor Berrocal.

Mario Salazar lamentó que los cambios forzados sacaran a este concierto del parque donde originalmente se iba a realizar, pero dijo estar satisfecho con la calidad lograda en la producción que se difundirá al público el domingo 15 a las 7 p.m., como parte de la clausura del evento. De la Escuela de Música de Barva también participará su Brass Band, el martes 10 a las 6:50 p.m. ofrecerá el concierto Vagando.

Otra oferta llamativa del FNA es un simposio de escultura en madera, que se lleva a cabo durante todos los días del evento y en el que participan Luis de la Vega, Leonela Rojas, Luis Arias, Arnold Salazar, Jonathan Molina, Juan Emilio Argüello, Gerardo Vargas, además del gestor y organizador Álvaro Artavia, quien detalló que la actividad se desarrolla en torno a la temática del bicentenario de la independencia (que se celebraría el año entrante), pero con un enfoque “muy diferente, que despertara curiosidad”, por lo que más específicamente el trabajo desarrollado gira en torno a los juegos tradicionales infantiles durante estos 200 años de vida independiente.

La idea “ha causado bastante furor”, según dijo e informó que se desarrollan propuestas que recuerdan juguetes y divertimentos como los jackses, la rayuela, el trompo, la flecha o resortera, o el mecate.

Artavia expresó que el hecho de la realización del FNA sea virtual ha servido para llegar a públicos que quizás no se hubieran movilizado hasta Barva para acudir al Festival, el cual “ha sido como un bálsamo para la comunidad.


Acceso libre por redes sociales

El FNA Barva 2020 inició el 6 de noviembre y concluirá el domingo 15. Todas las actividades que se desarrollan se transmiten en vivo y son accesibles a través de la página de Facebook “Festivaldelasartescr”.

Para mayor información sobre la programación, se puede visitar el sitio Fna.cpac.online.


 

Ir al contenido