Nuevo espacio en Barrio La Soledad en San José

Exprofesor de UCR impulsa proyecto cultural

Librería e imprenta Alma Máter, en San José, abrirá sus espacios culturales con presentaciones de libros y conferencias.

Guillermo Carvajal, exprofesor y catedrático de la Universidad de Costa Rica, impulsa en su librería e imprenta Alma Máter, un proyecto que permita a los amantes de los libros y la cultura en general contar con un espacio para la reflexión, la conversación y el intercambio de ideas.

Para ello, convirtió una vieja casa en el Barrio La Soledad, en San José, en una librería, con una pequeña imprenta en la parte de atrás y un salón para pequeños actos en el segundo piso.

Para los lectores, Alma Máter cuenta con cerca de 7.000 libros, entre usados y nuevos, en los campos de literatura, ensayo, historia, medicina, biología y otro amplio número de áreas.

Alma Máter se ubica en el Barrio La Soledad, por donde pasa el tren, que recuerda el pasado y el presente de la capital.

Así que la recomendación es que si le gustan los libros y pretende encontrar tomos que prácticamente no se encuentran en el mercado, debe irse una tarde con tiempo a este espacio en el que Carvajal, quien fue profesor de la Escuela de Geografía, pretende abrir e incentivar una tertulia permanente tanto en literatura como en política.

“Yo no quería pensionarme y mantenerme al margen. Por eso desde antes de que llegara ese momento pensé en la editorial, que busca apoyar a los autores con publicaciones muy a su alcance, y con la librería. Aquí incluso nos reunimos a jugar ajedrez”.

Al lado de la sede de Alma Máter pasa el viejo y destartalado tren, por calle 13, que recuerda a esas dos Costa Rica: la del presente y la del ayer. El tren pertenece al ayer pero da un servicio en el pasado.

De ahí que no sorprendan las reiteradas noticias que hablan de los reiterados choques con vehículos y de los severos ajustes que requieren esas antiguas máquinas para funcionar.

El día de la entrevista sucedió algo inusitado incluso para un país en desarrollo como es Costa Rica: el tren, que en ese momento circulaba de sur a norte, dejó literalmente botados dos vagones, porque el mecanismo que los unía falló, de forma tal que como en una fábula de horror, los vagones principales siguieron su camino, mientras que los pasajeros de los últimos veían cómo se alejaba la parte principal.

Alguien alertó y el tren frenó en seco, todo lo que pudo, y entonces comenzó la tarea artesanal de unir los vagones rezagados.

Fue necesario, entonces, parar la entrevista, que discurría sobre libros, política, gobierno y otras yerbas, para constatar que la Costa Rica de hoy está marcada no solo por el signo de la corrupción, cuyo escándalo se vive en tiempo real, sino también por un atraso en su infraestructura ferroviaria quizá de un siglo.

ENTRE MARIO SANCHO Y COMPAÑÍA

En Alma Máter hay estantes llenos de libros usados y viejos, es decir, de los años sesentas y setentas, que son difíciles de ubicar en otros ámbitos.

A disposición de los lectores hay para la venta 7.000 libros, nuevos y usados, de diversas áreas del conocimiento

Así que, por ejemplo, husmeando entre esos tomos de literatura costarricense podrá encontrarse con las Memorias de Mario Sancho, ese ilustre ensayista nacional, de ágil y valiente pluma que ya hoy nadie lee, pero cuyos textos dicen mucho de la Costa Rica que le tocó vivir.

Igualmente, el lector podrá hallar textos de ensayos nacionales valiosos, así como volúmenes de historia y periodismo que realmente son casi imposibles de ubicar en ventas de libros.

El precio de los libros es otro factor para tomar en cuenta, y sobre todo en tiempos en que el gobierno anuncia su afán de gravar con un cuatro por ciento los libros en un futuro inmediato.

“Los precios son realmente muy bajos, porque lo que nos interesa es que los libros circulen y que la gente lea”.

La táctica para acercarse a la librería, entonces, es ir con tiempo, y si es en la tarde podría usted toparse con Carvajal, quien es un excelente anfitrión y buen conversador.

Procedente de Sagrada Familia, de lo que se siente orgullo, Carvajal es, como buen tico, un gran aficionado al fútbol y no por casualidad fue presidente y patrocinador, por muchos años, del equipo de su barrio, en cuya etapa ascendió a la Primera División, y por el que desfilaron jugadores como Róger Flores, capitán de Italia 90; Hernán Medford; Jorge Arturo Picado; el inolvidable Jorge “Pavas” Alfaro; Julio César Bustos, quien tiene el récord de más partidos disputados en la primera categoría, y Miguel Segura, entre otros.

“A mí me interesa que Alma Máter se convierta en un espacio para que vengan los universitarios, para que presenten sus libros aquí y como tenemos imprenta incluso hasta que los publiquen con nuestro sello. Lo que nos interesa es que el autor nacional sepa que aquí encuentra muy buenas condiciones para dar a conocer su obra”.

En el pasado la librería publicó muchos textos utilizados en diferentes cursos de la UCR, entre ellos los de Estudios Generales, recuerda.

“Entiendo que ya venir a San José desde San Pedro no es fácil ni cómodo, pero la idea es que los estudiantes y los lectores se apropien, en el buen sentido, del lugar para así generar un buen proyecto cultural, que es lo que a mí me interesa”.

Con diez años de haber dejado la academia, reconoce que el contacto con la UCR lamentablemente se ha perdido un poco como es natural con el paso de los años y que por ello, el proyecto de la librería, la imprenta y el espacio cultural son muy significativos para él.

“Para mí pasar las tardes en Alma Máter es una especie de sanación espiritual”, asegura Carvajal, quien durante 35 años fue profesor de historia, geografía y estudios sociales, y de hecho se convirtió en uno de los impulsores de la licenciatura en esa área.

Tras la marcha de las aulas de la UCR se da un fenómeno que a este profesor le llama poderosamente la atención: “dejamos de existir”.

Y ante el reto que significa la jubilación, desde el punto de vista social, Carvajal quiere abrir un espacio para compartir con personas de diferentes edades, con ancianos, adultos y jóvenes.

“No quiero ser parte de un club de viejitos porque eso nunca me gustó. Me interesa más la sana interacción con gestes de diferentes procedencias y edades”.

Si tiene un libro en el horizonte o una charla sobre un tema de interés y todavía no tiene claro dónde podría realizar la presentación, en Alma Máter este profesor que ve en la cultura una magnífica vía para el encuentro y el crecimiento del ser humano, le abre las puertas de par en par, para que compartan el espíritu de la academia, del humanismo y del saber.



Una oportunidad

Alma Máter quiere convertirse en un lugar para que la cultura tenga su espacio y su encuentro. Así que si necesita presentar un libro o quiere brindar una conferencia sobre un tema de interés, puede contactar al teléfono 2222-5558 y al 8417-0457 y conocer las posibilidades que le ofrece la librería.

La librería se ubica en Barrio La Soledad, en San José, 150 metros al este del Concejo Municipal, calle 13, avenida 14, casa 1183.



 

0 comments