Compañía Nacional de Teatro

Dudas sobre “Concurso de Puesta en Escena” dan remezón al sector teatral

Luego de ser cuestionado por una denuncia, la propuesta ganadora del XV “Concurso Público de Puesta en Escena” de la Compañía Nacional de Teatro fue ratificada por la Junta Directiva del Teatro Melico Salazar.

Un grupo de mujeres de las artes escénicas provocó un remezón en el gremio teatral costarricense en días recientes, debido a que mediante una denuncia formal cuestionaron, por primera vez en 14 años, el procedimiento de elección de la propuesta ganadora del XV “Concurso Público de Puesta en Escena” 2019 de la Compañía Nacional de Teatro (CNT).

El proyecto Aves, bajo la dirección de Marialaura Salom, resultó ganador del XV “Concurso de Puesta en Escena” 2019 de la Compañía Nacional de Teatro. (Fotos: Marialaura Salom).

Al haber ganado el certamen, el proyecto Aves, dirigido por Marialaura Salom, accede a un fondo que proviene de un superávit específico de la CNT de ₡55 millones que ejecuta bajo la modalidad de convenio de coproducción.

Si bien, en respuesta a la denuncia interpuesta por Roxana Ávila, Grettel Méndez, Alejandra Marín, Tatiana Sobrado, Gladys Alzate, Erika Rojas, Milena Picado y Noelia Cruz, la Junta Directiva del Teatro Popular Melico Salazar ratificó el criterio consultivo y no vinculante de la asesoría legal de la institución en favor de continuar con el montaje, en un pronunciamiento el colectivo expresó su inconformidad.

En abril pasado, las denunciantes pusieron en duda la elección por parte del jurado de la propuesta Aves, en el tanto las bases de la convocatoria al Concurso especificaban (en el apartado 4.3.1) que las postulantes debían contar con cinco montajes profesionales, difundidos ampliamente por medios de comunicación, y la directora no cumple con los requisitos.

En una carta abierta (ver documento aparte) enviada a UNIVERSIDAD, el grupo anota que Corazón desmedido (1999) y Con la soga en el cuello (1999), presentados en el Teatro de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica (UCR) y que Salom incluyó en el curriculum vitae, fueron “ejercicios” realizados como estudiante de los cursos de puesta en escena de la Escuela de Artes Dramáticas de la UCR.

Asimismo, para corroborar que se habían difundido dichos montajes en medios nacionales, las denunciantes se dieron a la tarea de investigar en La Nación y en el Semanario UNIVERSIDAD de la época, sin encontrar una sola una mención.

Dado lo anterior, para el grupo la propuesta ganadora no está en regla de acuerdo con lo estipulado por las bases del Concurso.

Según comentó Ávila, el que Salom no tenga una trayectoria con montajes de mayor envergadura “no sería un problema en sí mismo, pero hay que entender que muchas mujeres jóvenes no mandaron propuestas porque entendían que las reglas del juego eran esas. Creo que las personas responsables de corroborar la información son los funcionarios de la Compañía”, puntualizó Ávila.

Consultada sobre el tema, la ganadora de la edición 2019, Marialaura Salom, afirmó cumplir con los requisitos. “Decidimos participar porque cumplíamos con todo; sin embargo como acto de buena fe me puse en la búsqueda y recolección de apuntes de libros de dirección, de programas de mano, de cartas de los colegas que habían participado conmigo en las puestas en escena mencionadas”.

Ante la pregunta de si eran montajes académicos, Salom confirmó que se realizaron como parte de sus cursos de puesta en escena, y que se presentaron en una única función, no solo ante un jurado conformado por profesores sino ante público invitado.

En relación con el cuestionamiento de si había aparecido en medios de comunicación, Salom explicó que las bases debían aclarar a qué se refería con el término (televisión, radio, prensa escrita o Internet), puesto que ella había invitado al público a través de llamadas telefónicas y mensajes de texto y para ella eso calificaba dentro del concepto.

Criterio legal

El director de la CNT, Gustavo Monge, dijo a este medio que como institución se acogió al criterio legal del abogado asesor, Saidem Vidaurre Arredondo, ratificado por la Junta Directiva del TPMS en sesión del miércoles 26 de junio de 2019.

En la argumentación, Vidaurre señala que Salom, además de presentar documentación complementaria (los cuadernos de dirección de los dos cursos de puesta en escena)  –a posteriori en respuesta al proceso legal-, aportó una declaración jurada notarial, realizada ante la notaria pública el día 16 de junio de 2019.

Agrega que de acuerdo con la declaración jurada, Salom enumera bajo fe de juramento que las obras en las que ha participado como directora son las señaladas en el currículo que forma parte de los documentos para la postulación del proyecto.

El criterio de la asesoría legal versó en torno a que la aprobación de la Junta Directiva de la recomendación del jurado en favor del proyecto Aves y su respectiva notificación, genera un derecho subjetivo en favor de su representante (Marialaura Salom).

Asimismo, señaló que en cuanto a la experiencia de Salom, demostrable en el currículo, se determina que no existió duda por parte del jurado, el que tuvo la oportunidad de exigir atestados si así lo hubiese considerado.

Finalmente, Vidaurre indica que con la documentación que consta en el expediente para efectos de la denuncia, “se logra constatar que la Señora Salom cumple con los requisitos exigidos por el punto 4.3.1 de las bases de participación”.

De este modo, el proyecto reanudó el proceso de montaje que fue detenido a raíz de la denuncia y el proceso legal llevado a cabo.

Verificación

Monge explica las falencias de las bases en el contexto de que el Concurso “siempre estuvo dirigido a gente que tenía experiencia y nombre dentro del medio costarricense” y como tal nunca “nos habíamos enfrentado a esa situación (de la denuncia)”.

El director de la CNT puso como ejemplo que si participaba el director Mariano González con un proyecto, “no hay que revisar su curriculum; o el de Eugenia Chaverri o el de Luis Carlos Vásquez; yo podría asegurar que tienen los requisitos porque tienen una trayectoria sólida”.

Aún así, para Monge el cuestionamiento del grupo de mujeres “es super importante porque nos llama la atención sobre controles que no estaban previstos”.

En la carta abierta, las denunciantes apuntan que es muy grave el hecho de que el personal encargado de velar por el cumplimiento de los requisitos de la convocatoria al Concurso “no cumpliera con la revisión y verificación de la información a cabalidad”.

Ante esto solicitaron el seguimiento a la omisión (la no verificación) y que se proceda según corresponde con los responsables.

En entrevista con Sandra Loría, productora de la CNT y encargada técnica de revisar las postulaciones, afirmó que al recibir la documentación de ambas candidatas verificó los currículos en concordancia con lo estipulado por las bases del Concurso (Ver entrevista aparte).

“Cuando yo recibo los proyectos me voy al curriculum partiendo de que es un documento que tiene información fidedigna. Ahí ella (Salom) pone 20 años de experiencia (desde 1996), y seis como directora. Check. Hago lo mismo con Natalia”, explicó Loría.

Ante la pregunta de cuál había sido la forma de verificar la información del currículo, Loría reiteró que partió de que la información es fidedigna y que en 14 años del Concurso no se había cuestionado el procedimiento.

“Yo no investigo el curriculum, yo reviso el requisito, porque en caso de duda el jurado calificador tendrá la potestad de solicitar los atestados que demuestren este requerimiento. Tienen la potestad de decirle a las concursantes: “tengo duda sobre esto, tráigame los atestados”, aseveró.

De acuerdo con el director del Teatro Popular Melico Salazar, Fernando Rodríguez, luego de que la Junta Directiva ratificara el fallo del jurado el montaje continúa, pues avaló como determinante el criterio legal de la declaración jurada.

“Salom presentó los atestados, y lo que toma en consideración el abogado más que la serie de documentación adicional que ella presenta, es la declaración jurada”, detalló.

Sobre la verificación de los atestados, Rodríguez coincidió en que es imperativo revisar las bases del Concurso, específicamente si es necesario un número determinado de montajes o la experiencia de dirección.

“¿Cómo demostrarlos? A través de una declaración jurada o por otros medios probatorios que no solo se refieran a medios de comunicación y que se puedan demostrar de una manera menos ambigua, que sea más tangible, más clara”, acotó.

En las actuales bases del Concurso tal declaración no se solicita y al tomar en cuenta el precedente del cuestionamiento al XV “Concurso Público de Puesta en Escena” 2019, Rodríguez sopesó “deseable que para las próximas ediciones se pida que la persona que participe declare bajo la fe de juramento, apercibido de las sanciones penales que podría considerarse por falsedad o perjurio”, sopesó Rodríguez.

Para el director del TPMS, la declaración jurada no omite una comprobación a priori que debe hacerse de oficio, puesto que “la declaración jurada implica un avance, pero quien analiza los asuntos formales tiene que hacer las verificaciones”.


Jurado del XV Concurso de Puesta en Escena 2019

El jurado calificador del XV “Concurso de Puesta en Escena· de la Compañía Nacional de Teatro estuvo conformado por Jaime Hernández (por la Compañía Nacional de Teatro), Fernando Rodríguez (por el Teatro Popular Melico Salazar), Natalia Díaz-Zeledón (por la Asociación de Grupos Independientes de Teatro Profesional), Ana María Moreno (por el Ministerio de Cultura y Juventud), Roberto Bautista (por la Escuela de Artes Dramáticas de la Universidad de Costa Rica) y Mabel Marín (por la Escuela de Artes Escénicas de la Universidad Nacional).


Entrevista a Gustavo Monge y Sandra Loría, funcionarios de la CNT

“No fue un favorecimiento irregular”

UNIVERSIDAD conversó con el director de la Compañía Nacional de Teatro (CNT), Gustavo Monge, y la productora de la institución, Sandra Loría, sobre la denuncia interpuesta por un grupo de mujeres del sector de las artes escénicas, en la que cuestionan el procedimiento de selección de la propuesta ganadora del XV Concurso de Puesta en Escena 2019.

En una carta abierta, las denunciantes exponen que el 7 de junio enviaron una carta a la CNT en la que solicitan que se detenga el montaje y se responsabilice a la o las personas encargadas de no haber corroborado los requisitos de las postulantes Marialaura Salom y Natalia Mariño.

De acuerdo con la misiva, el 11 de junio el grupo denunciante recibió una carta de la CNT en la que se les comunicó que se detenía temporalmente el montaje mientras la oficina de legales del Melico Salazar estudiaba el caso.

Finalmente, el 27 de junio recibieron un oficio con el criterio del abogado del Teatro Melico Salazar, Saidem Vidaurre, en el que respondió que Marialaura Salom cumplió con los requisitos y que el montaje podía continuar. A continuación un extracto de la entrevista.

Las denunciantes aducen que Marilaura Salom no posee cinco puestas profesionales, pues dirigió tres montajes en el marco de su paso por Artes Dramáticas, cuando era estudiante. ¿Eso se validó como profesional?

-Gustavo Monge: Al no haber un colegio profesional que regule la actividad teatral no lo podemos determinar. ¿Cuál es el concepto de profesional que maneja las bases? Yo lo que tengo que decir en cuanto al cumplimiento de requisitos de Marialaura es que existe un dictamen legal que confirma que sí. Mi criterio es el que acompaña el criterio legal.

No es un criterio vinculante.

-GM: Pero la Junta Directiva lo acoge. Hay una particularidad y es que esto nunca había sucedido en la Compa (CNT): un cuestionamiento a un colega o a un curriculum.

Ellas están cuestionando que las bases del Concurso dicen que tiene que tener una trayectoria profesional y un número de montajes profesionales.

-GM: Yo sí creo que una persona no graduada puede ejercer trabajos profesionales. Mi primer espectáculo se llamó Vicio de gulalo dirigé en el 2003 siendo estudiante de la UCR,- porque fuimos de gira, cobramos una entrada, tuvimos una producción.

Sandra Loría: Cuando yo recibo los proyectos me voy al curriculum vitae -partiendo de que es un documento que tiene información fidedigna-, y veo: ¿ocho años de experiencia profesional? En el curriculum ella pone 20 años (desde el 1996); ¿cinco espectáculos dirigidos en Costa Rica? Voy al curriculum y me encuentro seis como directora. Check. Hago lo mismo con Natalia.

¿Cómo se verifican esos datos?

-SL: Hay que partir de que un curriculum tiene información fidedigna.

¿Pero no había una declaración jurada, por ejemplo?

-GM: Ahora sí existe.

-SL: Yo no investigo el curriculum, yo reviso el requisito, y en caso de duda el jurado calificador tendrá la potestad de solicitar los atestados que demuestren este requerimiento. Tienen la potestad de decirle a las concursantes “tengo duda sobre esto, tráigame los atestados”.

El punto crucial es que son fondos públicos.

-GM:Totalmente. Me gustaría que quede muy claro que el resguardo de los fondos públicos en ningún momento ha estado en peligro, por lo menos procedimentalmente, de parte de la Compa, tanto porque lo requisitos de Marialaura no están correlacionados a la ejecución del presupuesto, como por la pronta acción de la Compa (CNT): en el momento que recibimos la denuncia en ese momento paramos el montaje. Una vez emitido el criterio legal nosotros reanudamos. Desde la CNT ha habido total apertura.

Marialaura Salom presenta los cuadernos de dirección de los montajes que están siendo cuestionados…

GM: Sí, y la declaración jurada. No fue un favorecimiento irregular.

Ellas (las denunciantes) hicieron una investigación en La Nación y el Semanario UNIVERSIDAD y no hay registros en esos medios.

GM: Sí, pero pudo haber sido por mensajes de texto de teléfono.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/cultura/dudas-sobre-concurso-de-puesta-en-escena-dan-remezon-al-sector-teatral/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments