Cultura

Conectarse con el Caribe, con respeto y disfrute

Simposio internacional busca derribar estereotipos sobre la vida de las culturas caribeñas, tanto insulares como continentales.

¿Qué es eso que se llama Caribe? Werner Mackenbach, organizador local del simposio internacional Mundos Conectados: Saberes, imágenes y sonidos del Caribe y Centroamérica en el mundo atlántico, prefiere hablar de “los Caribes” porque “hay gran diversidad en este espacio”.

El propósito del evento, según detalló Mackenbach, coordinador e investigador del programa de investigación CALAS. Visiones de Paz, del Centro de Investigaciones Históricas de América Central (CIHAC) de la Universidad de Costa Rica (UCR), es contribuir con el estudio comparado de lo que llamó la “gran región circuncaribeña”. Por ello, “nosotros desde Costa Rica trabajamos en hacer visibles las regiones caribeñas de Centroamérica, pues tradicionalmente el Caribe insular y el Caribe continental se han dado la espalda, lo vemos en la historia de Costa Rica”.

Esta edición hecha por el Ministerio de Cultura con apoyo de la OEA recopiló grabaciones de dos emblemáticas figuras de la música limonense: Edgar Hutchinson, más conocido como Pitún, y Buda. (Foto: Archivo Histórico Musical de la UCR).

El simposio se realizará de forma virtual del 16 al 18 de junio. Mackenbach detalló que es parte de un programa más amplio de cooperación entre el Caribe, América Latina y Europa, llamado Connected Worlds: The Caribbean, Origin of the Modern World (Mundos conectados: El Caribe, origen del mundo moderno), el cual involucra a 14 universidades, centros de investigación y una editorial de Europa, el Caribe y América Latina.

Se trata de una iniciativa que nació en 2019 con financiamiento de la Unión Europea. El simposio reunirá a unas 80 personas investigadoras. De Costa Rica participarán 20, de la UCR y la Universidad Nacional (UNA) principalmente.

Se han dado la espalda -continuó el catedrático de la Escuela de Historia-, porque dentro de los grandes proyectos de construcción de los estados independientes de Centroamérica y de las regiones del Caribe, “estamos en el año 200 de la independencia ”. Se excluyó a las regiones caribeñas, vistas “durante mucho tiempo” como alejadas de los centros geográficos y políticos de cada país.

También reflexionó que el Caribe es una región que abarca pueblos con historias diferentes, pues las islas caribeñas fueron sujetas al poder de potencias internacionales con gran influencia, “existe el caribe francófono, hispanófono o anglófono, pero también neerlandés”.

Sin embargo, “siempre han habido circuitos de intercambio entre el Caribe insular y Centroamérica, tanto de trabajadores como de la cultura e influencias mutuas”.

Mackenbach se refirió al hecho de que estereotipos particulares sobre las poblaciones caribeñas “siguen siendo un problema”, y criticó el que “la gran mayoría” de textos e imágenes de promoción de la industria turística, “empiezan con el baile”, entre otras cosas.

“Se ignora que en el Caribe costarricense había una gran cultura”, entre otros rasgos, de influencia inglesa, en Puerto Limón, por ejemplo.

Señaló que dentro de esos estereotipos se asume el Caribe como un lugar de “no cultura” de “no civilización” o subdesarrollado, por lo que “es un gran interés de este proyecto rescatar estas tradiciones culturales, la historia”.

Sonoridades diversas

En esta oportunidad, la conferencia inaugural estará a cargo del conocido investigador George Yudice, de la Universidad de Miami, titulada Confederaciones, archipiélagos y redes litorales: repensando los estudios comparados caribeños.

El simposio incluye una lista larga de conferencias y actividades, como la mesa denominada  Literaturas del Caribe y Centroamérica, en la que Patricia Alvarenga, de la UNA ofrecerá la conferencia Representaciones de la diversidad sexual en la literatura del Caribe, el 16 a las 10:30 a.m.

Ese mismo miércoles, pero a las 2:30,  se abordará el tema de El Caribe y Centroamérica en el Cine. Otra de las actividades notorias, pero ya el jueves 17, versará sobre la perspectiva de autores y autoras en la escritura sobre el Caribe, a cargo de Shirley Campbell y Uriel Quesada.

Vale la pena destacar el conversatorio y performance (actuación)  Imaginarios sonoros del Caribe: el caso de la provincia de Limón, que reúne los esfuerzos de Susan Campos, directora del Archivo Histórico Musical de la UCR, Guillermo Navarro, de la Cátedra de Estudios de África y el Caribe, también de la UCR, Esteban Cabezas, director del Archivo Central del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ), el cantautor y documentalista Ramón Morales, y Rándall Zúñiga, productor del programa Audiotopía, de Costa Rica Radio.

Campos detalló que la ponencia que presentarán es producto de un trabajo de dos años, pues Morales ya venía trabajando un documental sobre las culturas sonoras de esta región, el cual se titula Calypsonians de Hoy y será parte de la presentación.

Mientras tanto, en el MCJ, Cabezas localizó un auténtico tesoro en la forma de acetatos y cintas magnetofónicas, grabaciones musicales producidas durante los años 60 y 70 con apoyo del MCJ y la Organización de Estados Americanos (OEA). Sin embargo, el Ministerio no cuenta con la tecnología para digitalizar este material, por eso se incorporó el Archivo Histórico Musical de la UCR.

“Nos dimos cuenta que son las grabaciones más antiguas localizadas en este momento de música del Caribe de Costa Rica, música afrodescendiente, que no incluye solamente calipso, sino otros géneros y formas musicales, otro tipo de instrumentos construidos por la comunidad caribeña”.

Por ello, se trata de un “conversatorio performance”, pues buscará mostrar esas grabaciones históricas, pero también “compartir lo que se está haciendo ahora en el Caribe”, para lo cual es importante el aporte de Zúñiga.

Campos también celebró la colaboración de Guillermo Navarro para abordar “la red de saberes archipelágicos que es el Caribe, un archipiélago de saberes, un archipiélago de sonoridades, también un tránsito de múltiples culturas”.

Lamentó que a pesar de que se trata de un “espacio muy complejo”, en el desarrollo “el problema es que lo hemos reducido a imaginarios, a clichés”.

La compositora e investigadora recalcó la importancia de devolver el material a las comunidades, sobre todo para que no caiga en el olvido. Ella y Esteban Cabezas se plantearon originalmente ir a las distintas comunidades para dejar copias digitales y textos en bibliotecas, escuelas o centros culturales, pero la pandemia vino a complicar todo.

Enfatizó que el acervo cultural caribeño va mucho más allá de los estereotipos que lo limitan al siempre entrañable calipso. “Ha llegado la hora de que escuchemos esas sonoridades, en lugar de tratar de estandarizarlas dentro de los parámetros que la academia, la literatura o las personas que no son músicos y que no pertenecen al Caribe utilizan para categorizarlas y estudiarlas”.


Caribe accesible

Todas las actividades del simposio se transmitirán a través de la plataforma Zoom, bajo la identificación  878 3176 7921 y la contraseña Caribe.

Werner Mackenbach añadió que posteriormente quedarán disponibles a través de YouTube y el sitio del Centro de Investigaciones Históricas de América Central.


 

Ir al contenido