Secretaría del PLN: de un pasaje bíblico a un diputado joven

Tras un pulso ajustado, Gustavo Viales se convierte en el secretario general de menor edad en el partido. Dice que su elección es un mensaje de renovación. Sustituye al abogado que comparó al PLN con los israelitas dirigidos por Gedeón.

El diputado Gustavo Viales tiene 28 años y por edad podría ser hijo de Fernando Zamora, el abogado conservador que fungió hasta hoy como secretario general del Partido Liberación Nacional (PLN).

Pero no lo es. El papá de Viales se llama Carlos y es un veterano dirigente partidario que ahora ejerce como alcalde del cantón de Corredores. Gustavo nació en un hogar “perico”, sobrino de diputado, y así ha vivido, en el partido más tradicional del país, una agrupación que le permitió ser el diputado más joven en este cuatrienio y ahora lo será también en el historial de secretarios generales del PLN.

Es más joven que cuando Luis Alberto Monge y Daniel Oduber tomaron esos puestos en los tiempos políticos idos del siglo XX. El cambio generacional importa en estos momentos de un PLN desgastado y «abatido» (como dijo el saliente Zamora), aunque en la elección de Viales influyeron otros factores propios de la política adulta.

Nada estaba claro, hubo fricciones y tendencias, división temporal en la bancada verdiblanca, un posible rival en la fracción y negociaciones entre otros, pero este sábado logró el apoyo suficiente para ser el secretario general más joven del partido más adulto del país y que más simpatizantes atrae (menos de 500.000, según proyectaban las encuestas del 2017).

Otros dirigentes (rostros conocidos de gobiernos pasados) se oponían e impulsaban a la exdiputada Carolina Delgada, más cercana a las bases territoriales resentidas con la fracción legislativa, pero al final los números favorecieron a Viales. Cerraron filas con él sus compañeros diputados y quizás el 1º de mayo en la Asamblea Legislativa se vean los efectos de la elección de hoy en el Balcón Verde.

Ahora es vocero y operador político de un partido amplio, diverso, histórico, nostálgico y conflictuado. Sustituye a Zamora, el dirigente que no dejó pasar la oportunidad de colocarse del lado conservador en el debate de los valores y la moral religiosa. Aún hoy lo dejó claro, el programa de la asamblea partidaria de hoy empezaba con una “invocación espiritual” y su último discurso acabó con un relato bíblico sobre el pueblo de Israel.

Es la historia del Antiguo Testamento, de cómo un ejército de 300 hombres siguió leal a Gedeón, un joven elegido por Jehová para combatir a los medianitas, que acosaban a los israelitas. Y bueno, que eran muy pocos porque muchos desertaron antes de luchar, pero al final triunfaron. “Eso es similar a este partido”, dijo Zamora, después del relato.

“Algunos se van, pero así sea con 300 personas este partido es la esperanza de la democracia en Costa Rica”, añadió. En ese instante una asambleísta joven (también hija de un dirigente conocido) publicaba en Twitter un mensaje que criticaba ese símil entre el partido de raíces socialdemócatas y un relato bíblico escrito hace miles de años. Igual ya Zamora se iba; “que Dios nos acompañe”, dijo al final.

Después vino un breve mensaje para postularse (el diputado Roberto Thompson fue el primero en ir a felicitar a Viales), la elección entre los asambleístas, el triunfo ajustado de legislador (tres votos de ventaja) y una repetición que puso nervioso a los diputados, aunque luego quedó ratificado con 64-52 el legislador nacido en marzo de 1991 en Ciudad Neily, cabecera del cantón que ahora gobierna su papá.

“Me crié con la política tradicional, pero no la ejerzo”, dijo después en una breve entrevista con este medio. Dice que tiene algunas posiciones progresistas, como el apoyo al matrimonio igualitario. No dice nada de sus mensajes recientes en favor de que una misma persona tenga varias armas para, por ejemplo, defenderse en las fincas, uno de sus momentos más controversiales desde que llegó al Congreso.

A Viales también se le recuerda por los momentos en que rompió la línea de partido y se puso del lado de Restauración Nacional en la discusión sobre la reforma fiscal. Diez meses después de ocupar una curul en Cuesta de Moras, tiene ya tiene titulares con su nombre.

Ahora toma la bandera de la reconciliación y la unión partidaria, pero sin versículos de la Biblia. “Tengo principios nuevos y formas distintas”, contesta sin dejar de toquetear su pulsera de cuero Pandora, una marca famosa entre jóvenes. Asegura que el uso de sus redes sociales es una prueba de juventud, aunque tiene claro que está aún en fase de aprender.

“La experiencia de don Guillermo Constenla en la presidencia del partido y la mía como secretario general, con un brazo más político, pueden ayudar mucho. Es la experiencia, la energía y la valentía para meternos en política, que resume lo que queremos mostrar en este partido”, la organización que evoca a la vieja política y que también predomina en el sistema de partidos básico para el orden democrático.

Después vinieron los selfis, los abrazos de político (apretón de mano, abrazo de costado, tres palmadas sonoras), las sonrisas con los aliados y con los rivales, obvio. Los asambleístas terminaban la jornada con la elección de Guillermo Constenla y de Viales y de Michelle Chinchilla como fiscal, y con la reelcción de Paulina Ramírez como tesorera, todo dentro de un salón con temperatura de sauna.

Varios mencionaron las elecciones municipales dentro de un año y también la dura derrota de un año atrás. Aquí hubo exalcaldes y excandidatos, pero además futuros alcaldes y futuros candidatos que también aplaudieron el relevo de Zamora por Viales. No estuvieron Óscar Arias, José María Figueres ni Laura Chinchilla; tampoco Rodrigo Arias y nadie cantó el «Corrido de Don Pepe».


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/bloque1/secretaria-del-pln-de-un-pasaje-biblico-a-un-diputado-joven/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments