El periodismo es para la gente

El Semanario UNIVERSIDAD ha sido mi casa durante lo últimos seis años.

El Semanario UNIVERSIDAD ha sido mi casa durante lo últimos seis años. Generosamente la UCR me proporcionó un espacio para investigar y expresarme; una plataforma para comunicarme con ustedes: la gente. Hasta hoy trabajé con absoluta libertad. Junto a mi equipo informamos e investigamos con el interés público como única guía; sin importar lo peligroso del tema, el calibre de los personajes involucrados o si los señalados eran prominentes catedráticos de esta misma universidad. Fuimos en el mejor sentido de la palabra libres.

Como director impulsé una agenda de investigación, derechos humanos y cobertura del cambio climático. Una agenda que indagó y cuestionó a los sectores más poderosos del país: los políticos, las grandes corporaciones, el gobierno, las iglesias y los catedráticos.  Una agenda que provocó impacto, adhesión del público y cambios visibles.

Con ella logramos renovar el perfil de nuestra audiencia y conectamos al periódico con la gente joven: hoy el Semanario UNIVERSIDAD tiene 133 mil lectores en redes sociales, cuyas edades están entre los 18 y los 44 años. Pasamos de ser un medio de nicho a ser un medio de impacto general, conectado con su público y que resuena a nivel nacional e internacional.

Esta agenda de investigación y Derechos Humanos caló fuerte y hoy el Semanario UNIVERSIDAD tiene el mayor alcance de audiencia en toda su historia: la circulación anual del impreso es de 220.000 ejemplares, la página web tuvo en 2018 casi siete millones de visitas, sumamos 145 mil seguidores en Facebook, 50.800 en Twitter y otros 6.500 en Instagram, que nos siguen e interactúan con nuestros contenidos.

Apostamos por el balance informativo, establecimos un fuerte lazo de confianza y credibilidad con el público tradicional y con las nuevas audiencias.

Logramos crecer como periódico escuela y recibimos a un promedio de 20 estudiantes de la UCR que colaboran y reciben pago de horas en cada ciclo. Tratamos de que ellos incorporen no solo técnicas periodísticas, sino fundamentalmente criterios éticos sobre enfoque y tratamiento de las noticias.

Creamos un diario digital con un equipo de reporteros jóvenes y también el suplemento Ojo al Clima -único en periodismo científico sobre cambio climático en la región- , la serie Conversaciones en el Campus con entrevistas a catedráticos e investigadores de la UCR y -en conjunto con la ODI y las Radios UCR-  el proyecto contra noticias falsas doblecheck.cr

Ganamos el Premio Nacional Pío Víquez y el Premio Pulitzer, como parte de la investigación global que investigó los Papeles de Panamá. Y también nos dieron “palo”, como los que recibió Javier Córdoba – nuestro jefe de redacción- por documentar cómo la policía violaba la autonomía universitaria y reprimía a los estudiantes durante la huelga docente.

Impulsamos una agenda propia, concentrada en el periodismo de investigación y denuncia.

Revelamos un viaje secreto del entonces candidato presidencial del PLN junto a uno de los grandes contratistas del Estado; la cultura de la elusión y evasión de impuestos en los Papeles de Panamá; el viaje -también secreto- de un cuestionado magistrado y el empresario cementero que recibió millonarios créditos de la banca pública; el ocultamiento de pruebas que hizo la fiscalía de las llamadas que relacionaban a varios diputados en el escándalo del cementazo; las denuncias por abusos y violación contra el expresidente Óscar Arias; y dimos voz a las estudiantes que eran acosadas por poderosos académicos de la UCR.

Cuestionamos al poder no con consignas, sino con las herramientas más poderosas del periodismo. Cuestionamos al poder con investigación sólida, con método. Buscamos evidencias, documentos y hechos. Mostramos lo que tenían oculto, revelamos sus contradicciones y evidenciamos su cara más cruda, incluso dentro del campus universitario.

Creo que el periodismo es -esencialmente- servicio al público. Los periodistas no trabajamos para los dueños de los medios, sino para la gente, para el público que nos lee y que se informa a través nuestro.

Creo que el periodismo es para la gente, por eso quiero agradecerle a usted, que nos leyó, a usted que nos acompañó en este maravilloso viaje, a usted que nos criticó y nos corrigió cuando lo creyó conveniente.

Hacer periodismo incisivo y de investigación es difícil y a veces ingrato. Pero ese periodismo fue, es y será siempre mi compromiso, como director del Sema y como el periodista que soy. Nos vemos pronto.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/bloque1/el-periodismo-es-para-la-gente/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments