Juegos Parapanamericanos

Costa Rica, quinto del Centrobasket en silla de ruedas

México y Puerto Rico son los clasificados a los Parapanamericanos Lima 2019.
Triunfo ante República Dominicana le aseguró quinta plaza a cuadro nacional.

Durante la semana del 22 al 27 de octubre, Costa Rica fue el país elegido para acoger el Centrobasket de Silla de Ruedas, el cual sirvió a su vez como torneo clasificatorio para los Juegos Parapanamericanos Lima 2019, en el Gimnasio Nacional Eddy Cortés, en La Sabana.

Tal iniciativa se hizo posible gracias a los esfuerzos mancomunados entre la Federación Costarricense de Baloncesto y la Federación de Paradeportes de Costa Rica.

Pese a ello, el torneo tuvo que sortear algunos inconvenientes que le hicieron correr en dos ocasiones su programación y variar su calendario. En principio se tenía contemplado hacer dividir a los ocho integrantes en dos grupos de cuatro equipos cada uno, donde los dos primeros de cada zona pasarían a semifinales por el título, y los dos últimos a semifinales para definir los lugares cinco, seis, siete y ocho.

Sin embargo, ante el retiro de Guatemala y Honduras, quienes en un principio integraban un mismo grupo con México y Nicaragua, se optó por juntar a los integrantes de la otra zona: Costa Rica, El Salvador, Puerto Rico y República Dominicana, y cambiar el formato a una hexagonal de todos contra todos a una sola vuelta, donde los dos primeros clasificarían para los Juegos Parapanamericanos de Lima.

Esta modalidad es similar al baloncesto convencional en su duración (cuatro períodos de diez minutos cronometrados cada uno), cantidad de jugadores por equipo en la cancha (cinco con alguna discapacidad en sus piernas que le impida correr, saltar o pivotear; incluyendo amputados), posibilidades de conectar canastas de un punto (por tiro libre), dos (de la línea de tres puntos hacia adentro) y hasta tres (fuera de la línea de tres).

Sin embargo, tiene algunas diferencias importantes. Entre ellas las prohibiciones de los jugadores de levantarse de la silla (incluso despegar el trasero del asiento), quitar uno o ambos pies de los descansadores durante el juego, tocar el balón con cualquier parte del cuerpo distinta de las manos, emplear sillas automatizadas, con frenos y cambios de marcha e inclinar la silla hacia adelante y atrás de modo que se despeguen del suelo.

Además, en caso de que una de las sillas funcione mal, bote al jugador o se vuelque junto con él, el árbitro debe aprovechar el momento oportuno para detener el juego y permitir que personeros del equipo levanten al jugador y lo acomoden en la silla de nuevo. Y en lugar de dos pasos, deben dar dos impulsos a la silla como máximo entre lanzamiento, pase o rebote de la pelota, de lo contrario serán penalizados.

Selección nacional

Para uno de los seleccionados, Fabián Solís, las principales expectativas previo al torneo se centraban en aprovechar la localía para hacer historia, más allá de que potencias como el actual campeón del área, México, y el subcampeón, Puerto Rico, estaban adelante en la fila de candidatos para llegar a Lima. “Las expectativas son muy altas, se ha trabajado y se ha hecho un proceso desde hace varios meses en miras para alcanzar ese boleto para los Parapanamericanos”.

Consultado sobre lo que se ha trabajado con el seleccionador, Solís asegura que la preparación se centró en la parte técnica y táctica, y que ha habido apoyo de las dos federaciones, por lo que a ellos les toca retribuirlo con buenos resultados. Por último, negó que hubiese diferencias sustanciales entre el baloncesto en silla de ruedas y el convencional.

Su entrenador, Freddy Ayala, secundó sus palabras en cuanto a la preparación y las expectativas, aunque prefirió resaltar a un equipo competitivo sin importar tanto el resultado.

“Tenemos cinco meses preparándonos para este torneo, hemos hecho preparación técnica, táctica, física; tuvimos un tope competitivo en Guanajuato, México, se les ha brindado todas las condiciones a los atletas para que justamente estemos hoy acá, no solo participando, sino compitiendo y estando a la altura de todo lo que amerita el nivel de todas estas selecciones. Se hace un trabajo de nivel psicológico muy intenso, yo hablo mucho con los jugadores, y hay un cuerpo técnico que se asesora con psicólogos del deporte para lograr mantener la motivación al tope”.

Sin embargo, a la hora de referirse a ambas modalidades, Ayala explicó que poseen muchas similitudes, pero la mayor diferencia radica en lo que le puede exigir a los basquetbolistas de pie y a los de silla de ruedas. “La complejidad de esta disciplina (sobre silla de ruedas) te indica que ellos tienen que aprender a manejar primero una silla, que es un instrumento en el cual participan, y en el baloncesto FIBA (regular) lo primero que se puede enseñar es a manejar el balón. Acá no, acá ya tienen un instrumento que tienen que aprender, y luego de que aprendes a manejar bien la silla, sentirte cómodo y bien coordinado con los movimientos, es que empiezas a trabajar ya otra cosa. No puedes aprender a caminar sin antes aprender a gatear, y esos son los pasos más rigurosos y más distintos en esta hermosa disciplina que es el baloncesto sobre silla de ruedas”.

México y Puerto Rico a Lima

En lo referente al torneo, el elenco anfitrión empezó con un triunfo contundente de 70-24 sobre los dominicanos, pero luego sucumbió de manera consecutiva contra los puertorriqueños 35-50, los salvadoreños 41-47, los nicaragüenses 42-61, y los mexicanos 27-77. Estos resultados dejaron a los dirigidos por Ayala eliminados de las justas en la capital peruana y los obligaron a jugar el partido del sábado que ningún equipo quería disputar: el del quinto lugar, a primera hora, contra los dominicanos. Aunque en ese duelo ya el quinteto nacional volvió a imponerse sobre los caribeños 47-36, para repetir el quinto lugar de hace dos años.

Por su parte, tanto mexicanos como boricuas se anexaron los tiquetes a Lima desde la cuarta jornada, a falta de una, y demostraron ser los mejores de principio a fin. Pese a que la escuadra azteca arrasó durante la fase de clasificación, en la final tuvo que sufrir para poder revalidar su título ante la “Isla del Encanto” 59-56. De este modo, tanto puertorriqueños como mexicanos se suman a peruanos, estadounidenses, canadienses y otras tres selecciones suramericanas como los integrantes del Baloncesto en silla de Ruedas panamericano.

Durante la transmisión de la final en vivo por la Federación Costarricense de Baloncesto, Ayala, quien ya fungía como comentarista, se disculpó por no poder llevar a Costa Rica ni siquiera al podio sabedor de la fortaleza de mexicanos y puertorriqueños, pero hizo un llamado a apoyar a la selección de silla de ruedas. “Tenemos equipo para rato”.

Como anécdota, la escuadra nicaragüense se consoló con la medalla de bronce al superar a El Salvador 63-31.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/bloque1/costa-rica-quinto-del-centrobasket-en-silla-de-ruedas/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments