Selección femenina de fútbol enfrenta a Panamá, Perú y Argentina en Panamericanos

Amelia Valverde: “Estamos empezando la lucha por la igualdad salarial”

Hablar sobre Amelia Valverde Villalobos es referirse literalmente a media vida en el fútbol femenino,

Hablar sobre Amelia Valverde Villalobos es referirse literalmente a media vida en el fútbol femenino, ya que está presente desde el 2002, primero como jugadora y luego como entrenadora, del ya extinto Flores de Heredia, y ahora como seleccionadora de fútbol de Costa Rica desde inicios de 2014. De sus 32 años de vida, lleva 16 en estadios, ya sea como jugadora, entrenadora e incluso aficionada.

Sin embargo, en días recientes se estrenó en otra faceta aparte de los estadios. Durante el recién terminado mundial femenino de Francia 2019, Valverde fue comentarista invitada para la cadena televisiva internacional Telemundo.

Ahora, el objetivo es pensar en los Panamericanos Lima 2019, donde sus pupilas enfrentarán inicialmente a Panamá, Perú y Argentina. En un principio las nacionales no iban a ir por no haber alcanzado las semifinales del Premundial, pero tras la declinación de Estados Unidos y Canadá, quienes prefirieron centrarse en el Mundial, fueron invitadas tras quedar en el quinto lugar y tercero entre las que sí tomaron su boleto a Lima (además de nacionales y panameñas, pasaron Jamaica y México por Concacaf). Además, ganar el oro en tierra peruana no garantiza boleto a Tokio 2020; para eso hay que ir a la final de un campeonato preolímpico que se llevará a cabo en fechas y lugar por definir.

Tras la juramentación realizada en el Comité Olímpico Nacional, Valverde conversó con UNIVERSIDAD sobre los objetivos de sus pupilas, lo que espera de sus oponentes, la diferencia entre las facetas que ha emprendido en el fútbol y su criterio sobre la lucha para alcanzar igualdad salarial entre mujeres y hombres en el deporte nacional.

¿Cómo ha sido el proceso de preparación para los Juegos Panamericanos?

-Ha sido un proceso bastante bueno. Hemos tenido poco menos de cuatro semanas de trabajo a tiempo completo desde que terminó el torneo de las chicas, la liga femenina, y estamos muy contentos con los resultados de los entrenamientos.

¿Qué ha logrado conocer hasta ahora de Panamá, Perú y Argentina, los primeros tres rivales?

-Los tenemos bastante claros. Panamá es un rival que ya conocemos, lo enfrentamos eventualmente en eliminatorias en el área, hemos visto un fogueo de ellas ante Jamaica y estamos revisando sus detalles. En el caso de Perú es el anfitrión, no ha sido tan recurrente en el área de Conmebol y no es una de las favoritas, y estamos conscientes del papel que acaba de hacer Argentina en el mundial, revisando ciertas situaciones, y a partir de ahí plantear lo que tenemos que plantear y fortalecer nuestro potencial que queremos explotar.

En entrevistas de la Federación algunas jugadoras planteaban el objetivo de traer medalla de oro. ¿Cómo ha sido el proceso de preparación para eso?

-Yo lo que podría decir es que si bien es cierto, en lo que nos centramos es en competir. Si logramos competir podríamos optar por una medalla. El objetivo siempre va a ser ese. Cualquier torneo al que se vaya el objetivo siempre va a ser quedar en primer lugar, quedar en las mejores opciones, condiciones, situaciones, y como le digo, hace algún tiempo hicimos una eliminatoria mundialista no tan buena, la verdad es que no competimos, y ahora quiero que mi equipo compita y se vuelva con una medalla. Ese es el objetivo.

¿Y cuáles son las lecciones que extrae de esa eliminatoria fallida donde todo se perdió desde el partido ante Jamaica?

-Hemos hecho valoraciones internas, ya eso es un tema más de cuerpo técnico, los ajustes que hemos querido hacer. En lo personal, un proceso de autocrítica importante en el caso mío, intentando cambiar, revalorar y ajustar.

¿Y de qué manera le ha ayudado que en los últimos años no quede usted como única entrenadora de todas las selecciones femeninas, sino que pueda echar mano de otros entrenadores del staff?

-Eso es algo que se ha venido trabajando con la Comisión de Selecciones desde hace mucho tiempo, lo cual agradezco. Nosotros tenemos un cuerpo técnico bastante grande, amplio; y ellos son los encargados de selecciones menores, bajo mi coordinación, y de seguir una línea de trabajo, pero yo creo que hemos logrado establecer algún tipo de staff, roles y a partir de ahí manejarlo de esa forma.

¿De qué manera siente usted que le ha ayudado el pasado reciente como comentarista del mundial femenino en televisión?

-Es una experiencia diferente. Yo creo que te ayuda a manejar las cosas, ver el fútbol desde otro punto de vista, conocer. Sin embargo, creo que esto (la dirección técnica) es lo que más me gusta, y bueno, me ayudó a aprender en otras áreas, y muy contenta con la oportunidad. Yo con la cadena Telemundo estoy súper agradecida y con la vida que me da la oportunidad de vivir esta experiencia.

¿Y cuáles son las mayores diferencias entre ver el fútbol desde afuera, como comentarista, a verlo desde adentro, como entrenadora o jugadora?

-Ahí hay tres áreas. Vos podés ver el fútbol como aficionada, como analista o como entrenadora. Como entrenadora, cuando analizás a tus rivales sos muchísimo más detallista, muchísimo más puntual; como aficionada me cuesta mucho, pero disfrutarlo más, relajarme; y sí, como comentarista tenés que analizar cosas puntuales de manera que tengás que ayudarle al público general, entonces yo creo que hay que saber qué sombrero ponerse y a partir de ahí disfrutar.

Hay una cuarta que usted no tocó aún, la de jugadora, que también fue en su momento.

-Esas son las etapas y ver el fútbol desde adentro es otro nivel. Es disfrutarlo, tenés el control de juego. Vos afuera no. Es muy gratificante, muy emocionante, tenés el control de muchas cosas, pero también sos consciente de que en cualquier momento vas a ocupar ayuda de tus compañeras. Las tres son distintas. Yo me he dado cuenta de que el fútbol es, ha sido y seguirá siendo mi vida; y me ha permitido ser consciente de cuál de las cuatro casillas estás para explotarla de la mejor forma.

¿Qué falta para que aquí llegue a implementarse la lucha que empezaron en Estados Unidos para que las futbolistas tengan el mismo pago que los futbolistas (hombres)?

-La lucha ya la empezamos. De eso no hay duda. No es un proceso fácil. No nos podemos empezar a comparar. A Estados Unidos le tomó desde 1991, cuando ganó el primer mundial, al 2019 empezar a consolidar la lucha. ¡Imaginate!, Con cuatro campeonatos del mundo y con un equipo súper competitivo. Y ojalá que más mujeres se unan a esa lucha.

¿Aquí en qué situación estamos?

-Hay algo en que hay que estar claros. Ningún deporte en Costa Rica es profesional, la única persona que vive del deporte aquí son los jugadores de fútbol, si bien es cierto hay atletas que pueden por becas, o por algún tipo de ayudas, no en su totalidad. Entonces, yo creo que estamos empezando el camino, se han roto barreras, pero sí podemos seguir luchando, periodistas, doctoras, entrenadores, entrenadoras, jugadores y jugadoras de todos los deportes.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments